casa cahete

Casa Bar El Cahete, buena idea.

Buena idea, sin duda, es subir a Berja para visitar el Cahete. Incluso en un día lluvioso y frío, aún a costa de enfrentarse a unos grados menos.

En el interior no es que la temperatura fuese muy distinta. De hecho la mayoría de los parroquianos nos manteníamos con la pelliza.

El café bar Casa Cahete data de 1952 y su interior se mantiene intacto, con los techos altos y el mismo diseño del espacio con una barra a la izquierda y un amplio comedor a la derecha.

Tras la barra una gran plancha recibe chorizos y morcillas que antes colgaban de una caña a gran altura.

Pero la mayoría de los platos salen de la cocina, fuera de la vista por cierto. ¡Qué interesante sería echar un vistazo a un sitio con tantos y tan antiguos secretos!

sobrasada

Al ocupar la mesa encuentras un buen trozo de sobrasada y el camarero nos trae una hogaza de pan entera y vera. Untando se nos fue la espera de los otros platos: el arroz con caracoles y las patatas al ajillo son los más típicos y demandados.

patatas al ajillo arroz con caracoles

Y con razón; porque la elaboración es genial y única, sobre todo las patatas que aparecen en cada mesa con su apariencia de patatas bravas y, sin desmerecer a éstas, con un sabor más intenso y atrayente que les da identidad propia y las desposee de su papel de guarnición. Por eso son las reinas del lugar, como lo fueron y serán porque Cahete ha seguido la máxima de que si algo funciona no ha de cambiarse.

Bien visto, porque aquí la gente viene buscando la cocina de toda la vida, sin adornos pero con sabor genuino y consistencia.

Mirando la carta son muchas las carnes cocinadas al ajillo: lomo, conejo, costillas y choto. Otras carnes se preparan al horno o en tomate. Buena idea probarlas todas aunque se necesiten más visitas. Al plato alpujarreño hay valientes que se atreven, el colesterol no es enemigo por un día. También es buena idea el pescado bien frito; ¡si vieran la pinta que tienen los calamares o el cazón en adobo!

En cuanto a vinos no vayan buscándolos con denominación de origen en su botella, que allí lo presentan en jarra pequeña o grande. Es el vino de la casa, procedente de las viñas de la Alpujarra; es el vino de la tierra.

¿Alguna pega? Pues sí: el servicio era lento, muy lento; es verdad que era domingo y estaba a tope pero también lo es que un comedor tan grande no puede atenderlo una sola persona por muy hábil que sea. Conozco algunos que se fueron sin tomar el postre por mucho que les apeteciera un arroz con leche o un mousse de chocolate caseros. Por ello les recomiendo que si lo tienen claro lo pidan todo de una vez pues lo que pidan en segundas no les va a llegar en segundos.

Los precios tienen dos vertientes: los platos tienen un precio razonable, incluso barato por más que algunos opinan que son raciones escasas. Las bebidas son caras, su precio no se justifica de ninguna manera.

plaza abastos

Lo mejor la cocina tradicional y casera, el sitio que conserva el sabor de mediados del siglo pasado al igual que el entorno donde se ubica: la plaza de Abastos de Berja, actualmente remodelada. Y la lluvia y el frío, el aire limpio.

Lo dicho: una buena idea dejarse caer por El Cahete en Berja.

1 comentario en “Casa Bar El Cahete, buena idea.Añade un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *