los bares de españa

En España hay más bares que en todo EE.UU.

Antes de nada, una cervecita, ¿no? Y es que en España, un pueblo, por pequeñísimo que sea, si no tiene bar ni es pueblo ni es nada.

En España tenemos muchos tipos de bares. El bar, el bar del pueblo, el de abajo, el del rincón, el bar de Pepe… Nunca traicionamos nuestro amor al bar. “Bares, qué lugares para conversar…” como cantaba el gran Jaime Urrutia en Gabinete Caligari.

El bar jamás se fue de nuestra vida diaria, pero con la crisis le dimos un tanto la espalda. El orificio en el bolsillo que nos dejó  la maldita recesión, hizo que nos volviéramos más sobrios y abstemios. Ahora, que vislumbramos cierta luz al final del túnel, los españoles volvemos a donde siempre, a ese lugar de encuentro, donde disfrutamos, donde simplemente somos.

El cierre de bares tocó techo en España en 2014. En 2015 y 2016 se han vuelto a abrir muchos más locales de los que cerraron. España se llena de bares, más en concreto un 3,6% más en 2015 con una previsión de desarrollo de en torno al 1,5% para este año.

“El mejor indicador de cómo está nuestra economía es ver qué ocurre en la calle”.

En España hay doscientos sesenta mil establecimientos. Un bar por cada ciento setenta y cinco personas. ¡La mayor densidad del mundo!  ¡Más que en todo EEUU! Y es que, en cuestión de bares somos ¡la primera potencia mundial!

Entre ellos, de todo tipo, y por supuesto los de siempre. Seis de cada diez son los que llamaríamos “bar de toda la vida”. Los del cafelito y la tostada o el churrito mañanero. Los de la caña y la tapa del mediodía, o el del  ‘sol y sombra’ del ‘currela’ que se pone a tono bien tempranito para aligerar el día…

Bar de España

 

La cerveza, además, se alza como la bebida favorita. Si la bebida de nuestros abuelos y de nuestros padres era el vino, la mayor parte de las veces ‘peleón’, las nuevas generaciones nos hemos echado, claramente, en brazos de la ‘rubia’.

El consumo diurno de bebidas alcohólicas de alta graduación ha aumentado un 7% y la cerveza un 8%.

Las dos bebidas clave en el negocio hostelero son el café y la cerveza. Definitivamente “las que más gente mueven y las que son más rentables para el hostelero”. Y es que la cerveza representa más del 56% del crecimiento de la hostelería diurna.

El estudio deja ver como es el parroquiano medio. Los nuevos consumidores buscan que los establecimientos ofrezcan ofertas y promociones. Además, consideran que con precios más bajos irían más a los locales.

Aunque el verdadero nuevo rasgo del visitante post-crisis es su vinculación a las redes sociales e Internet.

Uno de cada 3 comparte su opinión del local que frecuenta, tanto si está satisfecho como si no. Somos más exigentes.

Los españoles, cuando vemos que el bolsillo está algo mejor, enseguida volvemos a salir. Eso sí, ahora no solo pedimos una cerveza o un refresco, sino que además nos deben aportar valor, calidad y precio. De ahí el éxito de los locales-franquicia, que han traído innovación al mercado.

Los restaurantes, del mismo modo, se han lanzado a la promoción on-line. Ofertan sus menús más económicos en Internet y tienen perfiles en redes sociales como Instagram con el fin de que los clientes del servicio opinen y aconsejen. También para llegar a los nuevos clientes, los milenials, que son asiduos a las cadenas de restauración y a las ofertas de cubos de cerveza o cañas con tapa a precio reducido.

Sea como sea, parece que la cosa funciona, pudiendo afirmar con cabeza alta que la cultura española, es, por encima de todas, ¡cultura de bar!

0 comentarios en “En España hay más bares que en todo EE.UU.Añade un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *