la pedania

La Pedanía – Un servicio HORRIBLE que contrasta con una BUENA COCINA

Llegamos pronto a La pedanía, en torno a las ocho y, a pesar de que había gente, parecía que el personal no tenía ganas de trabajar.

Los camareros desfilaban por la entrada de La Pedanía fumando y charlando. Tardaron algo en atendernos, antes de creernos invisibles.

La cerveza era pésima, estaba más mala de lo esperado. Sospechamos que era debido a un barril defectuoso o caducado, porque, aunque se trataba de Cruzcampo, no habíamos probado peor tubo.

mostaza la pedania

Las primeras tapas fueron chérigan de pavo con mostaza y lomo a la leña con ajo blanco. Si el servicio deja que desear, la cocina es otra cosa muy distinta. Ahí dentro saben lo que hacen. Los ingredientes son frescos, bien cocinados, el pan es de ley. Todo arreglado.

 

Cuando pedimos la segunda ronda no retiraron los platos, tampoco los vasos vacíos. Llegaron las segundas tapas y todo siguió encima de la mesa. ¿Cero para el servicio? Bueno, el camarero era amable cuando aparecía y se hacía de rogar.

pollo chilindron la pedania

Las segundas fueron pollo al chilindrón y lo que ellos llaman patatas al estilo moruno. Son éstas patatas cocidas que más tarde pasan por la plancha. Las acompañan alioli casero y pimienta en exceso, ¡estaban negras! suponemos que fue un mal calculo del momento, algo puntual. Pero no deja de ser una pega en una tapa que estaba rica.

patatas la pedania

El pollo al chilindrón se hizo esperar, llegó unos 10 minutos más tarde que las patatas. ¿Una tapa de cocina ya hecha llega más tarde? La explicación más probable es que falla el camarero que es quien tiene que calentarla en el microondas.

Una de cal y otra de arena para La Pedanía.

Además, el pollo al chilindrón viene con hueso y es imposible comerlo con un solo tenedor, fue preciso pedir un cuchillo si no queríamos comerlo con las manos. De nuevo un detalle que se le escapa a un servicio relajado y poco atento.

Terminamos con la segunda ronda y los platos y los vasos vacíos seguían allí. Pedimos la cuenta, y todo seguía allí. Nos fuimos, no sé si volveremos, porque todavía recuerdo el sabor intolerable de aquella cerveza y no me gustaría volver a pasar por ese mal trago.

0 comentarios en “La Pedanía – Un servicio HORRIBLE que contrasta con una BUENA COCINAAñade un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *