Estación de tren de Almería

Las 5 estaciones de ferrocarril más bonitas de España

Miles de viajeros llenan estos días los andenes del tren. Descubrimos las estaciones de tren más espectaculares del país, ciertos considerados monumentos artísticos.

Estación de tren de Almería

La de Almería es, indudablemente, una de las estaciones más preciosas de todo el país. Está declarada Bien de Interés Cultural. Se edificó entre 1890 y 1893 y entró en funcionamiento en 1895.

Hace diez años se acabó una operación de rehabilitación. Asimismo incluyó la construcción de un edificio lindante. La estación es una muestra perfecta de la arquitectura del hierro y del cristal de finales del siglo XIX.

 

Estacion de Atocha en Madrid

La estación de Atocha en Madrid vivió una profunda transformación en 1992 para amoldarse a las nuevas velocidades y caudales de tráfico. La reconstrucción, efectuada por Rafael Moneo, incluyó la rehabilitación de la vieja terminal en un vestíbulo-jardín con funciones de invernadero tropical, uno de los lugares más visitados del edificio hoy en día, donde se pueden ver 7200 plantas de 270 especies diferentes, y que da acceso a los andenes. Resaltan asimismo múltiples recursos ornamentales, de cerámicas, hierro derretido, cantería de grano, primores de ladrillo, maderas interiores y caligrafías que se preservan del viejo edificio, como la nave central y la cubierta de finales del XIX.

Por su diseño, es una de las estaciones más lumínicas y abiertas del país, aparte de una de las más recorridas.

 

Estación Canfranc Huesca

La estación de Canfranc en Huesca es un lugar idílico. Situada entre los increíbles picos del Pirineo de Huesca, esta imponente estación fue construida en 1925 como paso fronterizo para comunicar España y Francia.

Fue clasificada monumento y declarada Bien de Interés Cultural por su belleza y elegancia. De unos 240 metros de longitud y con 65 puertas en todos y cada uno de ellos de sus lados, el exterior del edificio representa modelos de la arquitectura palaciega francesa del siglo XIX, con tejados de pizarra, escaleras de mármol… una estructura entre modernista y art decó.

Hay visitas guiadas del paso subterráneo y del vestíbulo.

 

Estacion de la Concordia en Bilbao

La estación de La Concordia en Bilbao es de los mejores miradores de la Ría en su margen izquierdo.

Estrenada en 1902, fue construida para unir Santander con Bilbao, rompiendo a lo largo de muchos años la estética industrial de la capital vizcaína a merced de su toque romántico. Se trata de un edificio de estilo modernista caracterizado por el uso de porcelana, cristal y hierro forjado. Su testera, en la que resalta un enorme rosetón, se considera, al lado del teatro Arriaga, como uno de los patrimonios más auténticos del Bilbao de la Belle Époque.

 

Estación de Toledo

La estación de Toledo es un increíble edificio monumental neomudéjar. Fue estrenado en 1919 y declarado Bien de Interés Cultural. Toda la estructura (más de 12 metros cuadrados) está decorada con arcos polilobulados y almenas escalonadas en la parte superior. En uno de los extremos se halla la torre del reloj (elemento reservado hasta ese momento a iglesias y municipios, símbolo de la relevancia de la edificación). Resalta el vestíbulo, de gran riqueza ornamental, con buena muestra de la artesanía y orfebrería toledanas: mosaicos de azulejos, celosías, taquillas y lámparas forjadas.

 

0 comentarios en “Las 5 estaciones de ferrocarril más bonitas de EspañaAñade un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *