piscolabis almeria

Piscolabis, un nuevo descubrimiento

¡Menudo descubrimiento El Piscolabis! Y yo que creía que sólo daba desayunos.

Avenida de la Estación 1, Piscolabis. Anote la dirección porque merece la pena darse una vueltecita por aquí.

Para empezar bien, la cerveza es Estrella de Galicia y, mientras esperas la tapa, unas aceitunas gazpachas de cortesía muy sabrosas; una atención a tener en cuenta.

En la carta, por cierto muy arrugada y pidiendo la renovación, encuentro las tapas clasificadas en cinco grupos: mexicanas, originales, tradicionales, tostas y tapas fusión.

carta-piscolabis

De las mexicanas elegimos el burrito, rico rico, picante en su justa medida, sabroso y en su punto. De las originales el libanés de carne a la barbacoa, una especie de empanadilla de pan de pita con carne picada, calabacín y cebolla acompañada de salsa barbacoa; muy recomendable y diferente a lo acostumbrado.

Nos enteramos que además tiene tapa del día, dos en esta ocasión, salmorejo y pincho mexicano.

Mi compañero opta por el pincho, a ver que me cuenta. Y ahí llega…, ¡qué pintaza! Al morder, palabras mayores… palabras exactas, con perdón, “está que te cagas”. No me dejaba probarlo, puso la pega de que estaba demasiado hecha para su gusto, pero a pesar de eso era irresistible. Doy fe, conseguí robarle un bocadito y estaba muy bueno. Mi compañero declaró en ese momento a Piscolabis como, “oficialmente”, su nuevo bar favorito, destronando nada menos que a La Tasquilla.

pincho-mexicano-piscolabis

Seguimos, vamos por el segundo round. Yo me mantengo en las mexicanas, taco de secreto ibérico . La presentación original me auguraba buenos resultados: el taco, introducido en un vaso chato acompañado de patatas fritas. No puedo esperar, voy a probar… bueno , rico, pero os recomiendo la otra opción que degusté en otra ocasión: el taco de cochinita pilpil, una fusión de sabores singular que me dejó muy buen sabor de boca y las ganas de volver a este lugar del que hablamos.

¡Todo es tan apetecible, quiero más! Opción tapas fusión, con un incremento de precio considerable, entre 3’50€ y 3’90€.

Veamos si merece la pena.
Optamos por la lasaña azteca. Y es que la descripción no puede ser mas evocadora: tortitas de trigo, salsa pizzaiola , (ni idea de lo que es pero mola el nombre), chili  con carne, queso cheddar y mozzarela. ¡Ole! Con ella descubres un mundo nuevo, probadla, no atino a describirla. Incluida en nuestros post de Las mejores 10 tapas de Almería.

tapa lasaña Azteca Piscolabis

Cualquiera diría que se trata de un bar con tapas distintas, exóticas, étnicas. Que es así, pero también se pueden degustar tradicionales con una vuelta de tuerca: Ajo blanco con melva, jamón con queso brie, carrillera, salmón ahumado con guacamole y una para valientes, arenque de Noruega con queso fresco.

Yo vuelvo a las mexicanas: cazuelita de chili con carne. De cazuelita nada, cazuelaca. Muy sabrosa, con dos quesos y bien de frijoles. La segunda mejor que he probado, pierde el primer puesto por una sencilla razón: el chili tiene que picar, si no es así algo hemos hecho mal.

cazuelita-chili-carne-piscolabis

El servicio es amable, atento, simpático, como debe ser. Arreglen lo de la carta, no vaya a pensar alguien que la carta es el espejo de la cocina. (Algo teníamos que criticar ¿no?, jaja)

 

1 comentario en “Piscolabis, un nuevo descubrimientoAñade un comentario →

  1. Sin duda sino el mejor entre los mejores, amabilidad sin voces sin ruido la comida esquisita el vino de tapeo magnífico y unos precios razonables y por si fuera poco a mi perra le ponen un cacharito con agua. ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *