Cepa de Barro

Taberna Cepa de Barro

¡Una grata sorpresa!

Cepa de Barro está situado en las proximidades del centro comercial Mediterráneo, en una zona muy concurrida de gente buscando tapear. Concretamente en la calle Padre Joaquín Reina

La verdad es que buscábamos otro bar de moda pero estaba petado. Otra vez será, queremos conocerlo y comprobar que su fama es merecida.

Cepa de Barro resultó ser un feliz descubrimiento al tratarse de un local agradable, frecuentado por gente joven y con precios muy bajos, 2 euros la caña, sin que por eso descuiden la calidad de las tapas que destacan por su elaboración y presentación. Nuestra cuenta: cuarenta euros por 19 servicios, entre ellos seis vinos.

Se consideran una taberna y han logrado darle ese aire en el establecimiento con los techos abovedados y el suelo y el zócalo rústicos, imitando a la piedra.

Encontramos un sitio en la esquina de la barra, donde toma otra altura para la que se utiliza taburetes bajos.

Debo reconocer que no esperábamos gran cosa. Sorprendentemente estuvimos cómodos; el camarero, a pesar de estar lleno, no se olvidó de nosotros.

La carta es explícita. En ella las tapas se dividen en tres categorías: montaditos, tostas y tapas de la casa; añaden los pescados del día, entre los que incluyen el atún rojo, (nos llama la atención que esta tapa se haya incorporado a las cartas de la mayoría de los bares de nuestra ciudad)  y las raciones. Aunque se trate de una taberna podían darle un aire más actual o al menos un diseño más atrayente.

Empezamos con un platazo de paella mixta con un toque muy ligero de picante.

El lomo era fresco, jugoso, a la plancha, con queso y entre pan rústico blando, muy blando. Así cualquiera… Daban ganas de repetir pero había que conocer más de esa oferta tan llamativa.

También excelente la carne de los pinchos morunos, cuyo adobo es el de toda la vida, ese que no pasa de moda.

Igualmente abundantes las berenjenas con miel,cortadas a lo largo, (bastoncitos le llaman ellos), con la pega de venir empapadas en aceite. Lástima.

De sobresaliente la gula sobre una cama de patatas y huevo de codorniz. Recomendada.

Cepa de Barro

Otra recomendación: huevo a la plancha relleno de chorizo y sobre ajoblanco. Cambiamos el chorizo por jamón,(ellos mismos nos lo ofrecieron al saber que le temíamos al picante).

Ya conocíamos la calidad del lomo y del pan; añadamos jamón y pimientos asados y tendremos un serranito muy completo y sabroso.

Las patatas bravas venían con tres salsas de picante a muy picante que permanecen en el paladar pidiendo el frescor de la cerveza. La tapa es la que en otros bares sirven para más de un comensal.

WhatsApp Image 2017-03-09 at 11.15.41

Probamos algunas de las tostas: la de melva con ajoblanco, auténtica melva. Y la de atún rojo con pipirrana, en su punto.

Quedaron por probar y nos quedó una buena sensación, la que dejan los bares auténticos con una buena cocina.

Recomendado.

 

1 comentario en “Taberna Cepa de BarroAñade un comentario →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *